Adiós al bisfenol A y los ftalatos en envases de comida

¡Adiós al bisfenol A y los ftalatos en los envases de alimentos! La Cámara Alta ha aprobado una ley que prohíbe el uso de estas sustancias por sus efectos nocivos para la salud. Pero ¿qué son exactamente el bisfenol A y los ftalatos y por qué son peligrosos? Sigue leyendo para descubrirlo.

La salud es como un envase de alimentos, ¡hay que cuidarla y protegerla de las sustancias nocivas!

¿Por qué son peligrosos para la salud los ftalatos y el bisfenol A?

Los ftalatos y el bisfenol A son considerados disruptores endocrinos, o sea, sustancias que pueden interferir con nuestro sistema hormonal. Estas sustancias pueden causar daños en nuestros riñones, hígado, órganos reproductivos, metabolismo y funciones cognitivas. ¡Y eso no es todo! También se ha encontrado una relación entre su exposición y problemas de salud como el asma y sibilancias en niñas expuestas al bisfenol A durante el embarazo. La Unión Europea incluso los ha considerado sustancias altamente preocupantes para nuestra salud.

El precedente de los biberones

Si bien esta prohibición es un gran paso, no es nueva. Ya en 2011, la Unión Europea prohibió la fabricación, importación y comercialización de biberones que contenían bisfenol A, ¡y por una buena razón! Querían proteger la salud de los bebés y niños pequeños. Sin embargo, el bisfenol A aún se podía encontrar en otros envases alimentarios, por lo que se solicitaron medidas más amplias.

Leer también:  Construcción sostenible: La casa perfecta a tu medida.

¿Se acabará el problema con la prohibición del bisfenol A?

No te emociones demasiado, ¡que aún queda más por hacer! Resulta que los sustitutos actuales del bisfenol A tampoco son inocuos. Uno de ellos, el fluorine-9-bisfenol (BHPF), utilizado en botellas de plástico libres de BPA, también ha sido identificado como otro disruptor endocrino que puede afectar el desarrollo del niño durante la gestación. Esto nos recuerda que hay muchas fuentes de disruptores endocrinos más allá del bisfenol A y los ftalatos.

¿Qué son los ftalatos y el bisfenol A?

Para que no te queden dudas, vamos a aclarar lo que son exactamente el bisfenol A y los ftalatos. El bisfenol A es un compuesto químico que se utiliza en la producción de plásticos y resinas, mientras que los ftalatos son una clase de compuestos químicos que se utilizan como plastificantes en muchos productos de consumo. Ambos se han utilizado ampliamente en la industria alimentaria, pero afortunadamente, su uso será cosa del pasado.

¿Qué envases tienen bisfenol A?

Ahora que sabemos qué es el bisfenol A, seguramente te estés preguntando en qué envases se puede encontrar. Principalmente, el bisfenol A se ha utilizado en envases de plástico y latas de alimentos y bebidas. Por suerte, gracias a la nueva ley, esto dejará de ser un problema a partir de enero de 2023.

¿Cómo saber si un envase contiene bisfenol A?

Si te preocupa poder identificar si un envase contiene bisfenol A, te damos algunos consejos. En primer lugar, muchos envases suelen tener un símbolo en forma de triángulo con un número en su interior. Si el número que aparece dentro del triángulo es el 7, es posible que el envase contenga bisfenol A. También puedes fijarte si el envase tiene impreso libre de BPA u sin BPA, ya que esto significa que no contiene bisfenol A. ¡Recuerda siempre optar por envases seguros para tu salud!

Leer también:  Bicicleta reluciente: secretos para limpiar y cuidarla a la perfección

¿Cuáles son los recipientes libres de BPA?

Ahora que sabes cómo identificar si un envase contiene bisfenol A, es importante que conozcas las alternativas libres de BPA. Aquí te dejamos algunas opciones seguras:

  • Botellas de vidrio
  • Recipientes de acero inoxidable
  • Tapers de silicona
  • Envolturas de cera de abeja
  • Bolsas de tela reutilizables

Más información interesante de interés:

Además de los ftalatos y el bisfenol A, existen otras sustancias que también actúan como disruptores endocrinos, como los nonilfenoles, los retardantes de llama polibromados, las dioxinas, los compuestos organoclorados y los parabenos. Estas sustancias pueden tener efectos negativos en nuestra capacidad reproductiva y salud, tanto en humanos como en animales. Además, también es importante conocer qué alimentos están más contaminados con disruptores endocrinos para tener una alimentación más segura y saludable.

La prohibición del bisfenol A y los ftalatos en los envases de alimentos es un gran avance para proteger nuestra salud. Si bien aún quedan desafíos por delante con respecto a otros sustitutos, es un paso en la dirección correcta. Recuerda siempre optar por envases libres de BPA y conocer los alimentos más seguros para cuidar tu salud y la de tu familia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.