Control SIBO e intestino: Alivio y mejor digestión

¿Has experimentado alguna vez esos retortijones en el intestino que te hacen sentir incómodo y te impiden disfrutar de tus actividades diarias? Si es así, es posible que estés sufriendo de SIBO, o sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado. Pero no te preocupes, en este artículo te contaré todo lo que necesitas saber sobre cómo controlar el SIBO y potenciar tu sistema de limpieza digestivo para lograr una mejor digestión y aliviar esos retortijones tan molestos.

Si el SIBO es un enemigo, el sistema de limpieza digestivo es tu superhéroe que viene a rescatarte.

¿Cómo funciona el sistema de limpieza digestivo?

Nuestro sistema digestivo es una ingeniosa maquinaria que se encarga de descomponer los alimentos y aprovechar los nutrientes que necesitamos para funcionar correctamente. Pero después de la digestión, es importante que nuestro organismo se deshaga de los restos de comida, las toxinas y las bacterias no deseadas para mantener nuestro intestino limpio y saludable.

El encargado de esta tarea es el sistema de limpieza digestivo, también conocido como complejo motor migratorio (CMM). Este sistema se encarga de regular los movimientos peristálticos en el intestino delgado, los cuales arrastran los residuos de comida, las bacterias y las sustancias tóxicas hacia el colon para ser eliminados a través de nuestras heces.

Leer también:  Aceite de orégano en el embarazo: remedio efectivo contra infecciones

Pero, ¿cómo funciona este sistema de limpieza digestivo? Todo comienza cuando nuestro intestino delgado está vacío después de la digestión. En ese momento, se producen movimientos peristálticos involuntarios que van arrastrando todo lo acumulado hasta el colon. Estos movimientos de limpieza y vaciado son regulados por el sistema nervioso entérico y el sistema nervioso parasimpático.

Durante este proceso, se producen diferentes fases de movimientos. Comenzamos con movimientos lentos que duran alrededor de 45-60 minutos, luego la actividad eléctrica aumenta y en la tercera fase se producen contracciones rápidas y espaciadas que empujan el contenido del estómago hacia el intestino delgado.

Es importante destacar que durante la transición entre las contracciones de la tercera fase y la inactividad de la primera, el píloro, que es la válvula que separa el estómago del intestino delgado, permanece abierto para permitir el paso de sustancias no digeribles al intestino delgado.

¿Qué altera el sistema de limpieza digestivo (y favorece el SIBO)?

El SIBO o sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado puede ser causado por diferentes factores y condiciones que alteran el funcionamiento adecuado del sistema de limpieza digestivo.

Entre las causas más comunes que pueden favorecer el SIBO se encuentran:

  • Gastroenteritis.
  • Infección por Helicobacter pylori.
  • Estrés.
  • Enfermedades como el hipotiroidismo y la enfermedad de Crohn.
  • Consumo de fármacos reductores de ácido.
  • Sedentarismo.
  • Estreñimiento.

Estos trastornos y factores pueden alterar el funcionamiento del complejo motor migratorio (CMM) y favorecer el sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado.

¿Cómo potenciar la limpieza digestiva para evitar el SIBO?

Si deseas evitar el SIBO y potenciar la limpieza digestiva, aquí te dejo algunas medidas que puedes tomar:

Leer también:  Verdad oculta: desenmascarando el Síndrome de Alejandría

Dar una pausa al sistema digestivo:

Evita picar entre horas y practica el ayuno intermitente. Dándole un descanso a tu sistema digestivo, le estarás permitiendo una mejor regeneración y limpieza.

Elegir alimentos adecuados:

Elige alimentos que favorezcan el equilibrio de la microbiota intestinal delgado. Alimentos como frutos rojos, chía remojada, hierbas aromáticas y especias, así como la levadura nutricional, pueden ser beneficiosos para tu sistema de limpieza digestivo.

Gestionar el estrés:

El estrés puede alterar diferentes funciones del cuerpo, incluyendo la motilidad intestinal. Para gestionarlo, puedes incorporar técnicas como la planificación en el trabajo, el ejercicio físico, la meditación, la relajación y las terapias de desarrollo personal.

Estimular el nervio vago:

El nervio vago es clave para regular la motilidad intestinal. Puedes estimularlo a través de respiraciones profundas, meditación y técnicas de relajación.

Remedios naturales para potenciar la limpieza digestiva

Además de seguir las medidas anteriores, también puedes utilizar algunos remedios naturales que te ayudarán a potenciar la limpieza digestiva y prevenir el SIBO. Algunos de ellos son:

  • Tomar agua con limón por la mañana para favorecer la producción de motilina.
  • Tomar una cucharada de aceite de oliva con limón para favorecer la formación de bilis.
  • Consumir una cucharadita de ghee o pasta de umeboshi para estimular la motilina.
  • Utilizar plantas como el jengibre, ruibarbo de China, alcachofa y triphala para mejorar la motilidad del tracto digestivo.

Más información interesante relacionado con el tema:

Si quieres saber más sobre cómo activar el sistema de limpieza del intestino, cómo eliminar el SIBO intestinal, cómo son las heces de una persona con SIBO o cómo limpiar tu intestino de bacterias, te invitamos a explorar nuestros artículos relacionados para obtener más información.

Leer también:  Magníficas brumas: rejuvenece y protege tu piel

El SIBO puede ser un problema molesto y doloroso, pero con los cuidados adecuados y una buena atención al sistema de limpieza digestivo, puedes aliviar los retortijones en el intestino y disfrutar de una mejor digestión. Recuerda darle una pausa a tu sistema digestivo, elegir alimentos adecuados, gestionar el estrés y estimular el nervio vago. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de hacer cambios en tu dieta o estilo de vida.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.