Termoterapia

Saco Sauna o Térmico:

Es una técnica que emplea el calor (en 3 zonas diferenciadas e independientes) con fines terapéuticos, obteniendo una importante reducción de líquidos y una mejora de la celulitis localizada. Este tratamiento es un complemento ideal para otros tratamientos reductores y para ayudar a activar dietas alimenticias al favorecer la eliminación de toxinas y líquidos retenidos. Se recomiendan 2 sesiones semanales con una duración de 30 minutos por sesión. Se potencia el resultado si aplicamos un biológico o gel reductor, anticelulítico o reafirmante… y más aún si lo combinamos en la misma sesión con otra avanzada aparatología.

CALOR  INFRARROJO:

Tratamiento que trabaja sobre la adiposidad generalizada o sobrepeso mediante la aplicación de bandas termodifusoras que actúan sobre la piel emitiendo una radiación infrarroja que eleva la temperatura y aumenta el metabolismo basal para bajar de peso.

El calor generado se transmite especialmente al panículo adiposo, estimulando a este a la elevación de la tasa metabólica local y como consecuencia de ello promoviendo mecanismos de lipólisis (degradación de triglicéridos almacenados en los adipositos).

Resultados obtenidos:

Reducción y mejora de los contornos corporales por mayor gasto energético y como consecuencia, reducción de peso. Ideal para miembros superiores, inferiores y abdomen.

Los comentarios están cerrados.

googleb83ead50c807fda0.html