Peelings e hidratación

El peeling es un tratamiento que consiste en exfoliar las capas más externas de la piel para que así se pueda recuperar la luminosidad y la suavidad que ha perdido. LUCE UNA PIEL BONITA TRAS HABER LIBERADO SUS IMPUREZAS Y CÉLULAS MUERTAS ACUMULADAS. Aunque nuestra piel se renueva cada 28 días, el sudor, el uso de cremas y demás cosméticos y la polución, hacen que el proceso de renovación sea más lento y los poros se obstruyan, por eso es muy importante realizar una buena exfoliación corporal si queremos recuperar la vitalidad de nuestra piel. Como su nombre lo indica, en el peeling corporal se realiza una completa exfoliación del cuerpo (poniendo especial énfasis en las partes rugosas, como los codos, las rodillas y los tobillos) que al descamar superficialmente las células muertas de la piel la oxigena y purifica. También se puede proceder a la aplicación de  MASCARILLAS Y ENVOLTURAS ( de chocolate, de arcilla del mar muerto, de partículas de oro…) que pueden potenciar los resultados.

Una piel joven, radiante y tersa en muy pocos pasos:

  • Aplicamos con movimientos de fricción circulares una crema con pepitas de semilla de uva y rosa mosqueta o sales minerales que arrastrará las impurezas.
  • Retiramos el producto con agua tibia.
  • Y para terminar, realizamos un masaje con aceites esenciales o crema hidratante.

Con estos pasos, nuestra piel estará lista para ser tratada y habrá recuperado todo su esplendor.

Los comentarios están cerrados.

googleb83ead50c807fda0.html